REGENERACIÓN DEL TURISMO EN IBIZA

¿Cuál es el potencial de los principios regenerativos en un destino que depende principalmente del turismo y ha sido fuertemente afectado por la pandemia? Esta es una versión corta de mi artículo anterior “El paradigma regenerativo en el turismo” con un enfoque en una de las islas Baleares.

INTRODUCCIÓN

La industria del turismo es uno de los sectores que más ha sufrido por la pandemia del Covid19, con una disminución del 75% en las visitas turísticas en comparación con la época pre-Covid. Entonces, ¿cómo afecta esto a un destino insular que deriva la mayor parte de su economía local del turismo?

Dado que el crecimiento del turismo y los efectos de este negocio monocultivo, y el daño asociado a los ecosistemas locales ya han causado serias preocupaciones (pre-pandemia), ahora es aún más importante plantear la pregunta de cómo se puede prevenir una crisis futura. El fuerte crecimiento de la industria turística durante los últimos años ha tenido efectos secundarios que han impactado severamente el ecosistema local y sus habitantes. Si vemos a Covid como una oportunidad para la innovación, o incluso como un catalizador para el cambio, la industria podría salir de esta pandemia más resistente y tal vez incluso reinventarse. ¡El enfoque de la regeneración podría jugar un papel clave en esto!

LA SITUACIÓN EN LA ISLA DE IBIZA

Ibiza tiene uno de los ratios de fluctuación de estacionalidad más altos del mundo y registra una ocupación media en torno al 80% en 180 días operativos, mientras que desde mediados de julio a mediados de septiembre se eleva a casi el 100%. La isla ha experimentado un crecimiento anual de visitantes del 10% en los últimos años, impulsado principalmente por las llegadas internacionales, que superaron los 3 millones en 2019, y con un alto nivel de repetidores. Dos tercios de los huéspedes se hospedan en hoteles, y el resto se aloja en apartamentos alquilados, residencias privadas o con familiares. El segmento del mercado superior tuvo el mayor crecimiento en los últimos años con el número de camas duplicándose en la categoría 5 * durante la última década.

La larga tradición turística que comenzó en los años sesenta se ha convertido en la dominante o “primaria” industria de la isla. Lo que era el sector terciario ahora emplea al 70% de la población y el anterior sector primario (agricultura) ha caído de más del 40% a solo un pequeño porcentaje. Es decir, hoy en día, el PIB balear 80% proviene del turismo, frente al 12% en el resto de España (¡en Ibiza es hasta un 90%!). El efecto catastrófico que la pandemia tuvo en el turismo local en 2020 solo se suavizó gracias a la fuerte demanda nacional en agosto, que fue actualmente mayor que en 2019. Ahora se están implementando varias medidas de rescate desde el gobierno nacional y de la UE para apoyar el sector. Las prioridades para la recuperación se centran en la transformación, el aumento de la resiliencia y la sostenibilidad, frente al turismo de masas.

En una determinada etapa de un ciclo de crecimiento, es necesario redefinir las prioridades, y este puede ser ese momento decisivo para el turismo en Ibiza. Entonces, ¿cómo quiere posicionarse la isla, cuáles son los potenciales y cómo quiere avanzar?

Foto del autor

INTRODUCIENDO LA REGENERACIÓN

Han pasado cuarenta años desde el lanzamiento del término ‘sostenibilidad’, pero a estas alturas ha quedado claro que los conceptos actuales de sostenibilidad por sí solos no resolverán la crisis climática que se avecina. La sostenibilidad parece solo ralentizar los daños al tratar de mantener el status quo y hacer menos daño, pero la mayoría de las medidas de sostenibilidad actuales no cuestionan el modus operandi, su visión del mundo o los problemas estructurales subyacentes.

Aquí, no estoy sugiriendo que deban abandonarse las medidas de sostenibilidad actuales; solo necesitan ser complementadas con prácticas más regenerativas. Con la regeneración, miramos nuestra relación con la vida y nos convertimos en administradores del futuro, trascendiendo así los objetivos de la sostenibilidad. ¡Solo cuando logremos construir más resiliencia en nuestra sociedad, seremos capaces de hacer frente a futuras interrupciones y crisis!

Una diferencia clave en la regeneración es el pensamiento subyacente, que se basa en una cosmovisión holística. La perspectiva regenerativa abarca un enfoque de pensamiento de “sistemas completos”, que se centra en ecosistemas saludables y su interconexión. La regeneración es un cambio de paradigma en el pensamiento, ya que aborda valores, creencias y suposiciones sobre cómo funciona nuestro mundo y, por lo tanto, da forma a las perspectivas que tenemos sobre la vida. Considera el crecimiento, no como una expansión en tamaño, sino como el desarrollo de una complejidad, calidad y equilibrio creciente.

TENDENCIAS E INFLUENCIAS

La evolución del turismo siempre ha sido un reflejo de los cambios sociales. La investigación de las tendencias actuales sugiere que nuestra sociedad está evolucionando rápidamente, probablemente la más rápida de la historia.

● Los estilos de vida están cambiando con un creciente enfoque en el bienestar, pero una complejidad creciente en nuestras redes de vida, lo que resulta en una movilidad cada vez mayor. La multiplicidad excesiva conduce a una abrumadora intercambiabilidad de las ofertas. Como resultado de esto, estamos viendo una tendencia a desacelerar y simplificar la vida.

● Las líneas entre el trabajo y el ocio se han difuminado y han ido surgiendo fenómenos asociados como los nómadas digitales, la oficina en casa y el coworking.

● Existe una conciencia cada vez mayor de la interconexión entre los ecosistemas y las actividades humanas; conduciendo a un nuevo sentido de neo-ecología que incluye nuevos valores e ideas socioeconómicas. Existe la voluntad de pagar una prima por los ‘viajes libres de culpa’, pero esto requiere combinaciones creativas de precio-servicio con un claro valor añadido.

● Dado que las medidas de sostenibilidad impulsadas por el consumidor son bastante ineficaces y no pueden causar cambios sistémicos, existe una necesidad creciente de decisiones políticas gubernamentales coordinadas con un impacto real.

LA REGENERACIÓN EN EL TURISMO

El turismo opera en las intersecciones de diferentes dominios sociales y conecta una variedad de sectores industriales. Es una industria clave que puede ser pionera en cambios fundamentales al abordar y asumir la responsabilidad social. Sin embargo, el turismo lleva demasiado tiempo operando con una actitud de extracción de valor y externalización de los costos del impacto en el ecosistema global. No se debe desperdiciar la oportunidad de crear nuevos enfoques y una nueva comprensión de lo que podría ser el turismo.

Una vez que empezamos a ver el beneficio neto que tiene el turismo en un destino, nos damos cuenta de lo importante que es la salud de todo el ecosistema. Esto también requerirá la implementación de nuevas medidas de nivel de rendimiento en un proceso, que midan el éxito más en el lado cualitativo, además de comenzar a considerar el triple resultado en cada decisión, lo que significa personas, ganancias y el planeta. Sin embargo, la regeneración de un ecosistema solo se puede lograr si las principales partes interesadas comienzan a alinearse en torno a una visión común, compartiendo la confianza y el propósito, así como colaborando activamente.

A medida que los viajeros parecen buscar cada vez más experiencias más profundas, la importancia de las conexiones significativas entre personas y lugares se vuelven esenciales. Crear un sentido de lugar y realmente honrarlo es una parte integral del enfoque regenerativo, ya que sumerge completamente al viajero en la historia y cultura local. Si vemos esto como un intercambio, donde aprendemos del lugar y viceversa, revelará su verdadero carácter y potencial.

LA REGENERACIÓN EN LA HOSPITALIDAD

El aspecto más importante es comenzar a comprender y encarnar este nuevo paradigma de regeneración. Esto luego guiará las decisiones en todos los niveles, desde las operaciones hasta el posicionamiento. La clave es la autenticidad con la que se hace, y esto tiene que involucrar a todo el personal, porque cuando el equipo se compromete más, puede aportar sus fortalezas y pasiones, aumentando la resiliencia y la satisfacción. Esto será esencial ya que el factor humano es el elemento decisivo en la creación y entrega de experiencias convincentes.

Para integrar los principios regenerativos en un hotel, uno tiene que crear las circunstancias para que los visitantes experimenten la regeneración. Al crear espacios para el compromiso, la interacción y la comprensión, los invitados están invitados a aprender e inspirarse. Podríamos decir que involucramos a los viajeros en un descubrimiento colaborativo de la vida, que podría ser el primer paso para desencadenar una experiencia transformadora o memorable. Si consideramos que la hospitalidad ofrece calidad de vida con encuentros humanos inspiradores, todo se trata de cómo se diseñan las experiencias de los huéspedes.

Con una individualización creciente, es difícil diseñar ofertas que atraigan a todos. Por tanto, gana importancia la participación del visitante y el acto de co-creación de su experiencia. Este es un enfoque nuevo, pero es aplicable a casi cualquier segmento y entorno de invitados. Por lo tanto, la regeneración no solo se aplica al segmento de lujo, sino que también funciona con el mercado masivo, que, por ejemplo, se espera que sea el más afectado por la pandemia.

De ahí que los proveedores exitosos intentarán acoger esta evolución y comenzarán a entablar cooperaciones nuevas y laterales, creando espacios de resonancia que permitan el desarrollo de experiencias que antes no eran posibles. La narrativa creativa y emocional respaldará el surgimiento de destinos de ‘regeneración inteligente’, donde los conceptos híbridos y neo-eco se inspiran en la glocalización (la fusión de perspectivas globales y locales). Un hotel es parte de la comunidad local, y su influencia va mucho más allá de la línea de propiedad e incluso de la existencia del negocio.

Entonces, como punto de partida, comencemos por evaluar las oportunidades en las que puede agregar valor. Como pauta, podemos utilizar las diferentes capitales (financiero, natural, producido, humano, social, intelectual, cultural y político). También puede ser útil mirar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Los ODS) como inspiración, y luego eligir uno o dos dominios con los que trabajar.

www.atma.life

Oportunidades

En este momento una gran cantidad de personas y organizaciones de la industria están pensando en cómo adaptarse a la nueva normalidad. Si tenemos claridad sobre un escenario ideal, podemos comenzar a incluir sus objetivos en formas regenerativas a nuestras estrategias de mediano y largo plazo. Imaginar un nuevo escenario requiere la creación de una nueva narrativa. ¿Qué historia debe contar el futuro del turismo en esta isla? ¿Qué pasos son necesarios para reinventar el turismo y cómo nos sentiremos si tiene éxito?

Entonces, cómo traducir nuestra visión en medidas concretas es la cuestión clave. ¿Cómo se relaciona esto con las inversiones, los procedimientos operativos, los estándares, el marketing y la comunicación?

● La respuesta principal es un cambio de las prácticas “buenas” a las “mejores” necesarias, lo que significa que no hay recetas probadas, listas de verificación y respuestas fáciles. Las mejores prácticas son emergentes, flexibles y, en cierta medida, también más complejas e intuitivas. En un mundo de complejidad exponencial, los viejos enfoques para la resolución de problemas lamentablemente ya no funcionan. Estamos pisando un territorio desconocido que al principio puede dar un poco de miedo, pero si lo hacemos paso a paso, será emocionante y gratificante. No cambiaremos el turismo en un año, pero ahora es el momento de tomar las decisiones correctas que influirán en los años venideros.

● Es necesario que haya colaboración, que tendrá que suceder a nivel de destino, donde las partes interesadas privadas y públicas trabajen en iniciativas comunes y creen alianzas, así como un aumento de la colaboración entre diferentes miembros y operadores mediante la puesta en común de estructuras, recursos y datos. Este será un primer paso para crear una base sólida para que surja un paradigma de regeneración en la isla. Estas colaboraciones deberán incluir a todos los diferentes grupos de interés, además de representantes de la industria establecida que hizo del turismo en la isla lo que es, con la incorporación de los competidores jóvenes que vienen al mercado con nuevas ideas y conceptos. Varias organizaciones locales ya están abogando por diferentes enfoques y han elaborado marcos para difundir medidas de sostenibilidad. Con la financiación necesaria, sus esfuerzos durante los últimos años ahora se pueden aprovechar, escalar e integrar en los programas oficiales.

● Para aumentar la resiliencia de la economía general, será necesaria una cierta diversificación. Esto se puede lograr con un enfoque de economía verde y circular, especialmente reviviendo el sector primario y su sistema de producción de alimentos. Para alargar la estacionalidad, también se puede aprovechar el potencial del desarrollo de “nuevos trabajos”, explorando programas para atraer la innovación tecnológica y de puesta en marcha, así como iniciativas de convivencia. Una oportunidad también podría ser la reutilización de las infraestructuras turísticas para convertirlas en conceptos de uso híbrido que combine la vida, el trabajo, el ocio y otras actividades.

● Además, debe haber un enfoque en prototipos y proyectos de exhibición que actúen como modelos para representar las visiones e ideas, haciéndolas experimentables. Esto puede ser una combinación de iniciativas existentes, pero también debe incluir nuevos proyectos diseñados para experimentar con el cambio estructural y actuar como inspiración no solo para los turistas, sino también para la población local y la industria. Los conceptos de desarrollo de larga estancia y usos múltiples que se centren en el bienestar, la salud o la jubilación también contribuirían a una mayor estabilidad económica y un turismo de calidad.

● Las nuevas formas de colaboración que crean cohesión social e inclusión, inspirándose en metodologías como el laboratorio de innovación social y los procesos participativos, fomentarán un proceso verdaderamente regenerativo. Este proceso debe ser creado conjuntamente por todas las partes interesadas, inspirándose en una visión que transformará la isla para mejor. La regeneración comienza con la forma en cómo nos involucramos, interactuamos, nos relacionamos y trabajamos unos con otros. ¡Por lo tanto, unirnos como una sola isla será crucial para el éxito de su renacimiento!

El autor trabaja en la intersección de la creación de lugares regenerativos y la innovación social y vive en Ibiza. Para más información y consultas, visite www.atma.life

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store